martes, julio 05, 2005

6.El japonés y los profes

La escritura hace del japonés una lengua difícil de aprender. JJuste
Jordi Juste para Nipoweb
¿Es posible ser profesor de español en Japón sin saber japonés? No sólo es posible sino también bastante habitual. Lo raro son lo profesores extranjeros que dominan el japonés, hay bastantes que tienen un nivel rudimentario, suficiente para comunicarse oralmente, y un buen número que no pasa del arigatō gozaimasu.
Profesores religiosos
Antes la mayoría de los instructores de español eran religiosos o ex religiosos que habían llegado al archipiélago nipón para predicar y, por lo tanto, estaban bien formados en la lengua nativa. Ahora las vías de llegada son más variadas y el nivel de lengua más bajo, si bien hay un nucleo importante de enseñantes que han obtenido su licenciatura o su doctorado en una universidad de las islas.
¿Es bueno ser profesor de español en Japón sin saber japonés? Mi opinión es que no. Dentro de los estudios de la enseñanza de lenguas segundas o extranjeras ha habido y todavía hay quien defiende el uso exclusivo de la lengua meta del alumno. Es decir, en nuestro caso, se trataría de usar sólo el español y para nada el japonés. Este es un tema apasionante, pero no creo que Nipoweb sea el lugar más adecuado para desarrollarlo. Me limitaré a explicar por qué creo que es bueno que un profesor de español en Japón sepa japonés.
¿Por qué es necesario el japonés?
Bueno, tal vez debería haber especificado que lo deseable es no sólo que sepa japonés sino también que conozca bien la cultura japonesa. ¿Por qué? Sencillamente, para comprender a los alumnos, saber por qué actúan como actúan, por qué se equivocan donde se equivocan, y poder ayudarles mejor en su proceso de adquisición lingüística. Además, claro está, en los niveles iniciales existen obvias necesidades de comunicación. Algunos profesores las satisfacen a base de usar el inglés, pero creo que eso no es más que una chapuza, ya que en el caso de que su dominio de esa lengua sea bueno, no lo será el de muchos alumnos, algunos de los cuales, como dije en otro artículo, estudian español precisamente porque odian el inglés.
Un motivo añadido para usar el japonés es que el saber que le pueden hacer una pregunta en su lengua rompe la tensión negativa que sufren muchos alumnos al enfrentarse por primera vez en su vida a un profesor universitario y extranjero.
El equilibrio
Eso sí, como en todo, hay que saber encontrar el equilibrio. Renunciar al uso del japonés es absurdo, pero abusar de él también. Lo ideal es tender progresivamente a disminuir el uso del idioma del alumno durante el primer curso y ya no usarlo más que como referencia comparativa en los sucesivos.
Yo tengo clases de primero, tercero y cuarto. Con los novatos agradezco el esfuerzo de hablar en español pero permito que me hablen en japonés. Con los demás, dentro del aula no me doy por enterado de ningún comentario o pregunta que no sea en castellano. Eso sí, les digo siempre que, terminada la clase, son libres de hablarme en francés, inglés, japonés o catalán. Los buenos aprendices, claro, no tienen duda a la hora de elegir el idioma.

9 comentarios:

Santiago dijo...

Es muy interesante leer su blog sobre la vida en Japon, yo me casare con una japonesa en enero y estoy pensando ir al Japon, sin embargo es bastante complejo el aprendizaje del japones, y creo que solo se podra aprender allá. Quisiera que uste comentara como fue su vida al principio en japon y que fue lo mas dificil

Marcos dijo...

Estoy totalmente de acuerdo. Ademas muchos errores que pueden cometer los alumnos a la hora de construir frases en castellano son mas faciles de comprender si sabes como es la construccion japonesa, aparte de que muchas veces para explicar un matiz es mas facil acudir a la lengua nativa del alumno para que aprecie las sutilezas del idioma

Roger dijo...

Lo que sorprende negativamente es el caso de las academias NOVA, donde quieren que no sepas nada de japonés, y se encargan de que no aprendas. He conocido muchas personas que han trabajado allí, y el denominador común es el que sigue:

Se les mete (hasta que se busquen vivienda por su cuenta, si son capaces, que no es tan facil), a vivir en pisos con otros profesores extranjeros. Se les impone que no tengan contacto con sus estudiantes de NOVA fuera de las clases, se les "recomienda" que no aprendan nada de japonés y que no se relacionen con japoneses. Vamos, desde esa empresa, lo que quieren, es que los profesores nunca tengan la tentación de recurrir al japonés, y que, por tanto, den más pinta de extranjeros. Estando tiempo aquí y allá, me he dado cuenta de que no soy un español típico, y por tanto, en Japón, no soy un extranjero típico. Ellos te quieren típico, y eso, aplicado a esa empresa, se reduce a que seas un "bakagaijin", o sea un extranjero tonto que no tiene ni idea de Japón. Quien tenga intención de ir a NOVA, que tenga en cuenta este detalle antes de firmar.

Un saludo

Anónimo dijo...

Roger: suscribo al 100% todo lo que dices. Yo fui uno de esos "aspirantes a bakagaijin". Y es verdad: el principal cliente de Nova no es el alumno, sino el profesor. Te lo venden todo: el billete de avión, el alquiler del apartamento, el móvil, las tarjetas de llamadas internacionales, el seguro médico... ¡Todo! El problema viene cuando van pasando los meses y te vas independizando, al mudarte a otro piso cuyo alquiler es más barato, al cambiarte de móvil, al hacer llamadas a España a través de otra tarjeta, al hacerte de la seguridad social y mandar a la mierda al seguro de Nova (llamado Japan Medical Assistance).

Y por supuesto, lo que les jode en grado sumo es que empieces a aprender japonés, pero de verdad, no que vayas simplemente a las clases gratuitas de Basic Japanese que da el ayuntamiento de Osaka y que te permiten poco menos que saludar y pedir una hamburguesa en el McDonald's. Les jode que empieces a tratar con japoneses, que nunca son el "staff" que trabaja en Nova, porque como se les ocurra tratar con el profesorado extranjero, igual algún día se encuentran con la carta de despido encima de la mesa de trabajo.

Y bueno, y ya si te casas con una japonesa (como fue mi caso), te conviertes en un potentísimo elemento subversivo para Nova, porque a partir de ese momento se puede decir que tu independencia con respecto a Nova es absoluta. Y lo notas, que a partir del segundo año te van haciendo la vida imposible, dándote más clases que a los demás, pero cobrando lo mismo, no aumentándote el sueldo como debería, para que te quemes, para que frustres, para que te vayas de allí, en definitiva...

paula dijo...

AAlaaaa, y yo que les envié el CV... a pesar de lo que decís, es 1 empresa que facilita el aterrizaje al principio, no?

Anónimo dijo...

hola amigos!, queria mandaros mi pag. web por si os resulta util para vuestra tarea de enseñar español.
En ella podréis descargar podcast en Castellano de manera fácil y gratuita.
www.dpili.com

Esperoque os guste!,un abraz,
Pili

Anónimo dijo...

TE dejo una invitación en mi blog...
por esos hispanistas que estáis lejos...
http://blogs.hoymujer.com/index.php/losburkasdeoccidente/2008/06/05/memme_passion_quilt
Saludos
Redonna

Anónimo dijo...

Hola, soy una otaku tontita que acaba de terminar Hispánicas. Empecé la carrera con la ambición de ir a Japón a enseñar español. Tengo nivel 3 de japonés y todavía no he podido acreditar mi nivel de inglés,aunque también tengo bastante nivel de francés. Ahora mismo estoy terminando los cursos de formación de profesores de español que la Universidad de Zaragoza imparte en Jaca.
¿Podríais darme algún consejillo, onegai?

Clari dijo...

el japones es muy interesante, desde que saque pasajes en avion para irme el enero que estoy practicando el idioma para al menos irme sabiendo algo, la verdad que no es nada fácil pero lo básico ya lo tengo un poco asimilado