miércoles, enero 31, 2007

21.Otra vez suspensos

Llegó otra vez el momento de corregir exámenes y poner las notas finales. Una vez más me enfrenté a la tarea con el firme propósito de aprobar a todo el mundo. Y de nuevo fui incapaz. Simplemente, hay alumnos que no se dejan. Porque uno no puede dejar pasar a un chico de 19 años, matriculado en el departamento de español, que se ha tirado dos semestres yendo cada día a clase de español y saca un uno o un dos sobre diez en un examen del que prácticamente les había dado las respuestas.
El problema ya no es solo de método o de habilidad. Hay un déficit básico, de capacidad y de motivación. De filtro.
Ya hace tiempo que bajé del burro y paso a los que tienen muy buena asistencia y sacan más de tres sobre diez en el examen. Pero algunos (hasta cinco en alguna clase de 25) ni así.
¿Descorazonador? Bueno, ahí se entona el "shikataganai" y a mirar hacia adelante, a fijarse en los que te obligan a ponerles un 10 sobre 10.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Jordi:
Me gustaría vivir durante un año en Japón dando clases de español. De momento, he enviado mi CV a Nova. ¿Podrías recomendarme algún otro centro?
Atentamente,
Mar

Jordi Juste dijo...

La verdad es que NOVA es una de las pocas empresas que facilitan visados de trabajo. También hay universidades que contratan a profesores por uno o varios años, pero normalmente lo hacen a través de alguna universidad española con la que tienen convenio.
Buena suerte.
Jordi

Anónimo dijo...

Gracias, un abrazo,
Mar

Marlitt Almodovar dijo...

Buenas noches Jordi:

Me sorprendió leer este artículo en especial porque, no me imagino a nadie tan poco interesado en aprobar una clase(no digamos aprender). ¿Le parece que es una situación común entre los jóvenes japoneses?, ¿Cree que esa desmotivación ha venido en aumento?

Me imagino que el diáogo entre profesor y alumno no se da frecuentemente en Japón, aunque pienso que de ser posible, quizá eso ayudaría a aumentar el interés del alumno... pero no estoy totalmente segura de tal aseveración.

Marlitt Almodovar

Jordi Juste dijo...

Sí, es algo común. Los alumnos quieren aprobar, pero no todos quieren aprender. El problema es que en muchos casos se les ha premitido durante demasiado tiempo ir pasando curso sin merecerlo.
También en la Universidad, muchos profesores tienen la política de aprobar a todos los alumnos para ahorrarse problemas.

Anónimo dijo...

Jordi, muchisimas gracias por transmitirnos tu vivencia en el mundo Japónes que tanto anhelo.
Todos tus articulos me los acabo de leer y me interesaron muchisimo.
Como no se tu e-mail, la unica forma es acerte esta pregunta por aquí, aunque quede un poco desvirtuado.

¿Que carrera crees que puede llegar a servir de aquí, Occidente, como para poder en un futuro trabajar en Japón?
Osea, si hago Administración de Empresas piensas que tendre posibilidades semejantes a si hago Ingeniero? (ya se, es "casi" imposible tener un futuro bueno con carreras siendo extranjero, pero mejor, estar preparado)

Por favor siga con sus excelentes articulos =D.

Doomo Arigato Gozaimasu.
Sayonara.
Guido, 16 años, Argentina.

Anónimo dijo...

La verdad es que es una pregunta muy difícil de responder. Yo te diría que estudies lo que realmente te guste, algo que puedas hacer en Japón o en otro sitio. La vida es muy larga y cuantas más opciones tengas mejor.
Un abrazo.
Jordi

Anónimo dijo...

Hola, Jordi:
Soy una alumna de último curso de Traducción e Interpretación de la Universidad de Granada y estoy haciendo ahora mismo un curso de formación de profesores de ELE. Dentro de cuatro meses habré acabado todo y estoy pensando en ir a Japón y probar suerte dando clases de español mientras decido qué hacer con mi vida. Sé bien que este no es el mejor modo de preguntarte, pero al no encontrar tu mail por ningún sitio, este ha sido el único modo en el que se me ha ocurrido contactarte. ¿Podrías iluminarnos un poco a todos aquellos que buscamos trabajo como profesores (o traductores, claro que mis lenguas b y c son inglés y francés, y me imagino que servirán de poco) y contarnos cómo hacer para encontar algo relacionado?
Sé que es una pregunta amplia, pero cualquier cosa me ayudaría.
Muchísimas gracias y enhorabuena por el blog.
Alex

Marcos dijo...

Pues yo no me sorprendo nada por la falta de motivación. La verdad es que aprender es una lucha contra la naturaleza humana que no se por que te dirige hacia la dulce ignorancia, así que lo normal es que la mayoría siga el instinto natural.

Roger dijo...

Hola, Jordi

Estuve hasta hace unos meses en Kobe Gaidai, haciendo un master, y colaborando en investigaciones de linguistica. El mal nivel de muchos estudiantes y el pasotismo de muchos docentes que comentas es algo que en la universidad a la que iba era el pan nuestro de cada día. Es lamentable que en Japón, de las universidades salgan tantos licenciados sobretitulados e infracualificados. Se considera la universidad como un segundo instituto, y el resultado acaba siendo que el nivel está un par de escalones por debajo de lo que el título obtenido presume. En Kobe, la verdad, las cosas eran como eran porque el profesorado japonés es conservador y les da pánico cualquier cambio, y porque buena parte del profesorado extranjero va de vuelta de todo, pues se les trata de invitados de piedra, y así las cosas no avanzan.
Con la reforma del sistema educativo (privatizaciones, vamos), parece que, por lo que ví antes de irme, empiecen a darse cuenta de que las cosas tienen que cambiar, que hay que renovarse o morir, que hay que formar a los alumnos y establecer alguna barrera, pero de pensarlo, a llevarlo a cabo, me parece que hay un trecho muy largo que ya veremos si los profesores de más de 55 años (que son los que, en el fondo, mandan en los centros) se deciden a recorrer. Bueno, ese es el panorama que veía cada día en esa universidad, considerada como de las buenas en el campo de lenguas en Japón. Por gente que conozco enseñando en universidades menores, el panorama es si cabe más desilusionador.

A ver si se ponen las pilas, pues. Un saludo!

Anónimo dijo...

Sí, yo tuve una experiencia similar cuando curré en Nova y tuve que dar clases a estudiantes universitarios: ¡La mayoría de ellos eran pésimos! Era más satisfactorio enseñar a una "shufu" (ama de casa) que a un universitario japonés, porque la mayoría son burros hasta decir basta. Y no sólo en materias lingüísticas, sino en todo lo demás: harto acabé de enseñarles una "flashcard" en la que sale la torre inclinada de Pisa y tener que escuchar "eso es París". Cojonudamente.

Anónimo dijo...

A los que quieren currar en Nova: pues que no sabéis en dónde os queréis meter... Hombre, si lo que os interesa es tener un visado para quedaros un tiempo prolongado y poder aprender la lengua y la cultura japonesas mientras disponéis de una cierta estabilidad económica (sin tirar cohetes, ojo), pues entonces Nova es la mejor opción. Ahora, si de verdad lo que queréis ser es profesores de ELE, pues como que Nova no es un lugar recomendable. Vosotros mismos.

Anónimo dijo...

Y ahora, por si fuera poco, Nova ha sido condenada por la justicia japonesa a no vender más productos que tenían atados a los alumnos durante mucho tiempo a cambio de fuertes sumas de dinero y luego no cumplían con lo que prometían, como el hecho de que los alumnos puedan coger clase el día que quieran y a la hora que deseen. Así que, forzada a no tener nuevos alumnos, Nova probablemente se planteará la posibilidad de despedir a profesores. En otras palabras: que no os recomiendo que trabajéis en esa "casaputas". Más información la tenéis en esta noticia:

http://search.japantimes.co.jp/cgi-bin/nn20070614a1.html

Saludos

Ruth dijo...

:)

Muy interesante la página...
Respecto a lo de las universidades... no sabía que fuera así la situación en Japón, había visto algún reportaje sobre los Hikikomori y me quedé con la idea -probablemente errónea- de que el nivel de exigencia académcio era muy alto (o al menos la presión muy alta), aunque quizá eso sólo es en cuanto al exámen de acceso a la universidad...
Respecto al aprendizaje... sí, no hay nada menos motivador que intentar que alguien que no quiera aprender aprenda (o quizá sí; que ni siquiera te dejen impartir la clase con normalidad, aunque ya no sé si los jóvenes japoneses llegan a esos extremos...)

//

Jordi, he estat buscant el teu email però no l'he trobat... és que m'agradaria escriure un assaig sobre les relacions Japó-Espanya (suposo que ja deus saber de quin es tracta) i abans de posar-me a escriure (i/o d'entregar-ho, un cop fet) m'agradaria saber la teva opinió. Si arribes a llegir aquest missatge, t'agrairia que em responguéssis a amaroberta@gmail.com. Pel que fa a l'assaig, no és gaire llarg: simplement una fulla DinA4. Per això vull pensar-m'ho bé i escriure alguna cosa de qualitat, que tingui sentit. Domo arigato...

Ta leme!

Ruth